2000 millones por viajar al espacio
28 de septiembre de 2021

Existen desafíos que trascienden cualquier límite conocido, por ejemplo el límite del espacio. ¿Te imaginas renunciar a un contrato de 2000 millones de dólares con el objetivo de, no solo cumplir con tus anhelos, sino también vencer a tu más cercano competidor? Este es el caso de la propuesta de Jeff Bezos a la NASA. Ahora te contamos de qué se trata.

Todo inció hace unos meses cuando la NASA analizaba una propuesta para adjudicar un contrato en el que competían Blue Origin, la empresa de Bezos,  SpaceX y Dynetics. Aunque de manera regular la NASA ofrecen varios contratos a varias empresas con el objetivo que compitan entre ellas y de paso se aseguran que al fallar una pueden usar la propuesta de la otra, en este caso no ocurrió así.  El contrato para el módulo de aterrizaje en la luna de la misión “Artemis” fue asignada a Space X.

Como era de esperar, Bezos no se quedó de brazos cruzados ante la inminente eliminación de Blue Origin de la oportunidad de competir y dentro de las medidas que ha tomado ha solicitado al Gobierno de Estados Unidos que revise si el proceso se hizo en el marco de lo legal, razón por la que la NASA ha detenido temporalmente el contrato asignado a SpaceX.

Pero esto no ha sido todo lo que el multimillonario ha hecho con el objetivo de salirse con la suya.  El fundador de Amazon, ahora enfocado en los viajes espaciales, ha lanzado una propuesta por demás atractiva con el objetivo de encontrar una solución a la situación que se vive.  Su propuesta consiste, no solo en no recibir un solo centavo por el contrato, sino que se compromete a cubrir los 2,000 millones de dólares que aproximadamente representan los costos de esta misión.

En sus palabras, Bezos, ha dicho que se siente “honrado de estar en una posición financiera para poder hacerlo” haciendo ver que espera que esta solución permita a la NASA ofrecer nuevos varios contratos como se había estado haciendo durante mucho tiempo con el objetivo de poder fomentar la competencia entre las diferentes compañías.

A pesar que la NASA no ha tomado alguna decisión aún al respecto de  la propuesta del magnate se sabe que incluso de aceptarla, Blue Origin deberá competir por el módulo lunar final. ¿Desanima esto a Bezos? No lo creemos, al observar este tipo de medidas que toma por conseguir lo que se propone nos hace ver la importancia de poder poner todo lo que está de nuestra parte por lograr lo que anhelamos.